RESEÑA. La mujer fuera del cuadro

Nombre: La mujer fuera del cuadro
Editorial: Penguin Random House
Género: Novela histórica, romance histórico
Páginas: 528
Año de publicación: 2019


"La extraordinaria historia de una mujer, la del cuadro que la inmortalizó y la de una época, la bohemia parisina de finales del siglo XIX, tan bella como extrema en sus contrastes."

Este libro me llegó gracias a Edición Anticipada de Penguin Random House, un nueva publicación un poco distinta a lo que estoy acostumbrada. Esta historia nos entremezcla varias situaciones históricas diferentes: la Barcelona de 1888 junto al joven León Carbó; Sitges en 1905 con una niña que escucha la historia de Madeleine Bouchard de manos de su madre; y Madrid en 2015 junto a Efrén, un periodista conocido por sus exclusivas que resultan ser un fraude.

La novela comienza con la niña exigiendo a su madre un viaje a París y, por el cual, para quitarle la idea de la cabeza, comienza a narrarle la historia de la joven Madeleine que acabó asesinada en Montmartre. Es la misma Madeleine sobre la que giran las tres historias, se entrelazan y se describen unas a otras, con algunos temas que se tratan en más o menos profundidad de una forma ligera y fresca para ser una novela de este género.

Se habla de la misma ciudad de París desde los puntos de vista de ambas historias, casi siembre rodeada de infinita belleza y, a su vez, de oscuridad y descontrol. Encontramos una divergencia de prostitutas, artistas, lavanderas, obreros, borrachos, salones de baile y arte. Ya desde el principio del libro se nos muestra esa oscuridad de la ciudad por la reacción que tiene la madre ente la idea de la niña y, poco a poco se va explicando con las situaciones que vive León Carbó al querer marcharse a París para desarrollar su pintura, probar la noche y la "libertad" que la caracterizan. Sin embargo, es aquí donde se hace referencia a personalidades importantes en la época de 1888.

También podemos encontrarnos ciertos matices políticos durante toda la obra, incluyendo atentados anarquistas. Pero, lo que más destaca en toda la obra es el tema de la mujer, pues el mundo de Madeleine está aún corroído por el patriarcado de aquella época, la opresión y la violencia, teniendo que soportar duras situaciones que la van construyendo hasta su muerte. Sin embargo, vemos como se resigna a aceptar los momentos que vive y sigue luchando por alcanzar algo más de lo que las mujeres de su época son capaces de conseguir.

Al inicio de la novela es cierto que era un personaje que no representaba nada especial para mi, pues se dejaba llevar por el destino debido a sus ilusiones que quedan derruidas. Pero, con el paso de las páginas, su verdadera naturaleza emerge y provocó en mi una reacción de complicidad positiva que me hacía sufrir y querer luchar con ella.

La pluma de la autora se muestra, en consecuencia, sencilla y fresca, lo que provocó que su lectura no resultase muy pesada. En adición, el hecho de intercalar las tres historias en una mantenía despierta la curiosidad y no causaba repeticiones ni monotonía. Por todo esto, considero La mujer fuera del cuadro una obra digna de leer y considerar.


Y vosotros, ¿la habéis leído? Y si es así, ¿qué os ha parecido?

Virginia

3 comentarios:

  1. Te diré que es el tipo de novela que siempre digo que no, y termino cayendo siempre por estas fechas. No me importaría leerla. Confieso que me atrae más por la parte histórica que por la del romance, que por normal general, me resultan muy manidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Virginia!! Veindo lo positiva que ha sido tu experiencia con este libro, me lo llevo anotadísimo. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No la he leído, pero a pesar de que podría ser una buena lectura no me animo con ella.
    Un beso!

    ResponderEliminar